Piel madura

Piel madura

 

No existe una edad determinada para clasificar a un tipo de piel como madura, su cuidado y atenciones no dependen de la edad de la persona, sino del daño acumulado y sus características principales, así resulta más productivo un tratamiento correctivo o preventivo, pues respondes a las necesidad de cada persona.

 

Características de la piel madura

 

Existe  una serie de factores comunes que afectan la piel con el paso del tiempo. El metabolismo se realentiza, por lo que disminuye la síntesis de colágeno y la actividad de los fibroblastos. También disminuye la vascularización y las secreciones sudoríparas, que ocasionan una deshidratación cutánea, otro cambio común es en la pigmentación de la piel debido a las prolongadas exposiciones al sol, el daño en la piel producido por el sol se acumula, no desaparece.

Para contrarrestar el daño cutáneo por el tiempo las cremas para pieles maduras contienen ingredientes activos que mantienen la hidratación de la piel, reduce la flacidez, arrugas y manchas, además de proporcionar los nutrientes que se dejan de producir de forma natural.

 

¿Cómo identificar pieles maduras?

 

  • Piel más seca y fina.
  • Deshidratación.
  • Falta de luminosidad.
  • Flacidez, falta de tonicidad y firmeza.
  • Arrugas profundas.
  • Color pálido o amarillento.
  • Poros abiertos.
  • Hiperpigmentación y manchas de la edad.

 

PURE C

Antienvejecimiento

Pure C es un tratamiento correctivo antienvejecimiento que estimula la producción de elastina y colágeno, garantizando la  recuperación de la piel desde la primera aplicación mejorando la regeneración.