¡Conoce como cuidar tu belleza con tratamientos hidratantes!

Por Mary Fuentes

05/07/2019


El tratamiento facial hidratante se basa en una terapia estética para mejorar el aspecto del rostro. Se recomienda realizarlo en centros de belleza y spas porque estos nos ayudan a dar un servicio profesional en tratamientos hidratantes para la renovación de los tejidos de la piel.


Algunos de los beneficios son que previene las irritaciones de la piel, previene la aparición de las arrugas, trata el acné, te protege de los cambios atmosféricos, suaviza el rostro, hace una limpieza de cara profunda e hidrata, funciona como relajante de los músculos maxilofaciales, quita la tensión en las cervicales y ayuda a mejorar la circulación de los vasos sanguíneos de todo el rostro.


La limpieza de la cara ayuda a que tengas un proceso de la limpieza de poros o peeling; por un lado el peeling facial, consiste en un tratamiento cuya acción se basa en eliminar las capas más superficiales de la piel (recomendado especialmente para personas con piel seca, apagada, envejecida, con manchas o tienen acné) y la limpieza facial, trata la piel de manera profunda pero su labor se centra en la oxigenación de la piel, la limpieza y la eliminación de impurezas (puntos negros, granitos o escamaciones).

 

 

 

Beneficios de tratamientos hidratantes:


1. Reduce la aparición de arrugas
La piel deshidratada es más susceptible a desarrollar líneas de expresión y arrugas. ¿Por qué? Según la dermatóloga Whitney Bowe, si no se nutre la piel adecuadamente, su barrera protectora se debilita, se seca y provoca, finalmente, una pérdida de colágeno, lo que conlleva a una aceleración del envejecimiento.


2. Previene las irritaciones
Es uno de los problemas cutáneos más comunes por la deshidratación. Y si no que se lo digan a las personas con piel seca, las más propensas a sufrirlo. Ellas son las que experimentan más molestias, dolor, sensibilidad y picores, pues tienen debilitada la barrera protectora de la piel. En este sentido, la crema hidratante ayuda en las funciones básicas de la barrera lipídica, ya que repone sus niveles de humedad y la hace más fuerte y resistente a los agentes externos y contaminantes.


3. Menos acné
A todos nos puede salir un brote de acné en un momento dado, sobre todo, las que tienen piel grasa. Y una de las soluciones es tratarlo con un producto específico. Pero eso no significa que tengas que apartar de tu rutina la crema hidratante, porque no, el uso de humectantes no hará que tu piel esté más grasa. Todo lo contrario. Según la Academia Estadounidense de Dermatología, cuando tu piel se seca, el cuerpo produce más grasa, y esta grasa extra puede obstruir tus poros, lo que provoca, a su vez, más granos.


4. Protege de los cambios atmosféricos
La piel tiende a reflejar la atmósfera que le rodea. En invierno, las bajas temperaturas y el aire seco de la calefacción acaban con los lípidos que conforman la epidermis, por lo que los agentes irritantes penetran con más facilidad y provocan enrojecimiento y descamación, como explica la doctora Debra Jalilman, dermatóloga de Nueva York. Y en verano, el calor y la exposición prolongada al sol dejan bajo mínimos los niveles de humedad de la piel. Por lo que, siempre, debes tener en tu neceser una crema hidratante nutritiva.

5. Suaviza el rostro
Tanto mujeres como hombres sufrimos los mismos problemas cutáneos. Y si quieres que tengan la piel tan cuidada como tú, deberán poner el foco de atención en su hidratación. Estos procesos ayudan a mejorar el aspecto del cutis.


Habla con un especialista y ponte en sus manos para que tu rostro siempre este cuidado.